el ejercicio consiste en esto

Una vez que has establecido esa intención relajada y sonriente,
ocurrirá que tu mente insistirá en volver a su habitual cacofonía.

Sin darte cuenta – o sí – pasarás del relajo y serena alegría
a una ensoñación cualquiera:
pensamientos, imágenes, recuerdos, sensaciones…
lo de siempre.

Y notarás que
no te habías dado cuenta que además
hay tensión en distintas partes del cuerpo.

Tu rostro se tensa,
tu cabeza se tensa,
quizás tus hombros
quizás tus manos
quizás tus muslos…

La mente se distrae en sus actividades,
y automáticamente:
personalizas esas actividades
reaccionas ante esas actividades
– “me agrada”, “no me agrada” –
y esas reacciones provocan tensión.

El ejercicio consiste entonces en que
— cada vez que notes que tu mente se fue en ensoñaciones
y tu cuerpo, rostro y cabeza vuelven a presentar tensión —
vuelves a este “estado neutro”
en que la actividad caótica mental se apacigua
y que no produce tensión corporal:
la serena alegría.

Pero ese “volver”
no es cualquiera
es un modo especial de volver.

este

.

Anuncios