Atención Correcta

Atención Correcta

samma sati

© 2005–2011

Atención Correcta es el séptimo de los ocho factores en el Noble Camino Óctuple, y pertenece a la división de reposo mental del camino.

La definición (los cuatro marcos de referencia)

“¿Y qué es atención correcta? Está el caso en que un monje permanece centrado en el cuerpo en y por sí mismo — ferviente, alerta y atento — haciendo a un lado avidez y aversión por el mundo. Permanece centrado en las sensaciones en y por sí mismas… la mente en y por sí misma… fenómenos mentales en y por sí mismos — ferviente, alerta y atento — haciendo a un lado avidez y aversión por el mundo. Esto se llama atención correcta…

“Este es el camino directo para la purificación de los seres, para la superación del pesar y la lamentación, para la desaparición de dolor y pesar, para el logro del método correcto, y para la realización del Desatamiento, — en otras palabras, los cuatro marcos de referencia.”

— DN 22

Abandonando los factores incorrectos del camino

“Uno está atento en abandonar la perspectiva incorrecta y entrar en la perspectiva correcta: Esta es la atención correcta de uno…

“Uno está atento en abandonar la orientación incorrecta y entrar en la orientación correcta: Esta es la atención correcta de uno…

“Uno está atento en abandonar el hablar incorrecto y entrar en el hablar correcto: Esta es la atención correcta de uno…

“Uno está atento en abandonar el actuar incorrecto y entrar en el actuar correcto: Esta es la atención correcta de uno…

“Uno está atento en abandonar el sustento incorrecto y entrar en el sustento correcto: Esta es la atención correcta de uno…”

— MN 117

Como equilibrar un recipiente de aceite sobre la cabeza

“Supongan, monjes, que una gran multitud de personas vienen en tropel, diciendo, ‘La reina de belleza! La reina de belleza!’ Y supongan que la reina de belleza es altamente consumada en el canto y el baile, de manera que una multitud aún mayor viene en tropel, diciendo, ‘La reina de belleza está cantando! La reina de belleza está bailando!’ Entonces un hombre viene, deseando vivir y escabullendo de la muerte, deseando placer y aborreciendo el dolor. Le dicen, ‘Ahora mire, señor. Debe llevar este recipiente repleto hasta el borde con aceite y cargarlo sobre su cabeza en medio del gran gentío y la reina de belleza. Un hombre con una espada alzada le seguirá justo por detrás, y cuando derrame incluso una gota de aceite, ahí mismo le cortará la cabeza.’ ¿Qué creen, monjes: acaso ese hombre se permitirá distraerse sin prestar atención al recipiente de aceite?”

“No, lord.”

“Les he dado este símil para dar a entender algo. El significado es este: El recipiente repleto hasta el borde con aceite es la atención inmersa en el cuerpo. Así deben entrenarse: ‘Desarrollaremos la atención inmersa en el cuerpo. La perseguiremos, la tomaremos por las riendas y la tomaremos como base, le daremos pie firme, la estabilizaremos, la consolidaremos, y la adoptaremos bien.’ Así es como deben entrenarse.”

— SN 47.20

 

 

 

Anuncios