Treinta y un Planos de Existencia

Los Treinta y un Planos de Existencia

© 2005–2011

La inescapable ley del kamma garantiza que cada uno de nuestros actos — ya sea de cuerpo, habla, o mente — tiene consecuencias en línea con la habilidad o inhabilidad de ese acto. Podemos a menudo observar este proceso de primera mano en nuestras vidas, aún si los efectos pueden no ser inmediatamente aparentes. Pero el Buddha enseñó también que nuestros actos tienen efectos que se extienden mucho más allá de nuestra vida presente, determinando la cualidad del renacer que podemos esperar después de la muerte: actúa en formas sanas, hábiles, y estarás destinado a un renacer favorable; actúa en formas insanas, inhábiles, y un renacer espera. Nos deslizamos así por eones en samsara, propulsados de un nacimiento al siguiente por la cualidad de nuestras elecciones y nuestros actos.

Los suttas describen treinta y un distintos “planos” o “esferas” de existencia en la que los seres pueden renacer durante este largo vagar por samsara. Estos van desde las extraordinariamente oscuras, nefastas, y dolorosas esferas infernales hasta las más sublimes, refinadas, y exquisitamente dichosas esferas celestes. La existencia en cada esfera es impermanente; en la cosmología Buddhista no hay cielo o infierno eternos. Los seres nacen en una esfera particular de acuerdo a tanto el kamma pasado como al kamma en el momento de la muerte. Cuando la fuerza kámmica que los propulsa a esa esfera se extingue finalmente, fallecen, renaciendo nuevamente en otro lugar de acuerdo a su kamma. Y así el cargoso ciclo continúa.

Las esferas de existencia son habitualmente divididas en tres “mundos” (loka) distintos, listados aquí en orden descendiente de refinación:

  • El Mundo Inmaterial (arupa-loka).  Consiste en cuatro esferas que son accesibles a aquellos que fallecen mientras meditan en los jhanas sin-forma.
  • El Mundo Sensorial (kama-loka). Consiste en dieciséis esferas cuyos habitantes (los devas) experimentan grados extremadamente refinados de placer mental. Estas esferas son accesibles a aquellos que han logrado al menos algún nivel de jhana y que han por lo tanto sido capaces de suprimir (temporalmente) la aversión y la malevolencia. Se dice que poseen cuerpos extremadamente refinados de luz pura. Las más elevadas de estas esferas, las Residencias Puras, son accesibles solo a aquellos que han logrado el “no-retorno,” la tercera etapa del Despertar. El Mundo Material-Fino y el Mundo Inmaterial juntos constituyen los “mundos celestes” (sagga).
  • El Mundo Sensorial (kama-loka). Consiste en once esferas en que se experimenta — tanto placer como no — es dominado por los cinco sentidos. Siete de estas esferas son destinos favorables, e incluyen nuestra propia esfera humana como también varias esferas ocupadas por devas. Las esferas inferiores son los cuatro “malos” destinos, que incluyen las esferas animal e infernal.

No tiene sentido debatir si es que estas esferas son reales o simplemente metáforas extravagantes que describen los variados estados mentales que podamos experimentar en esta vida. El mensaje real de esta cosmología es este: a menos que demos los pasos para liberarnos de la adherencia de hierro del kamma, estamos condenados a vagar sin sentido de un estado al otro, con la paz y la satisfacción verdaderas por siempre lejos de todo alcance. El  descubrimiento revolucionario del Buddha vino al encontrar que hay una manera de liberarse: el Noble Camino Óctuple, que nos equipa de precisamente las herramientas que necesitamos para escapar de este cargoso vagar, de una vez y para siempre, hacia una libertad real e inquebrantable.

La información en esta página fue ensamblada de variadas fuentes. Con el interés de economizar espacio no he atribuido cada dato a su fuente respectiva.

I. El Mundo Inmaterial (arupa-loka)

Esferas

Comentarios

Causa de renacimiento aquí

(31) Ni-percepción-ni-no-percepción (nevasaññanasaññayatanupaga deva) Los habitantes en estas esferas poseen solo mente. Al no tener cuerpo físico, son incapaces de oír las enseñanzas del Dhamma. Cuarto jhana inmaterial
(30) La Nada (akiñcaññayatanupaga deva) Tercer jhana inmaterial
(29) Conciencia Infinita (viññanañcayatanupaga deva) Segundo jhana inmaterial
(28) Espacio Infinito (akasanañcayatanupaga deva) Primer jhana inmaterial

II. El Mundo Material-Fino (rupa-loka)

Esferas

Comentarios

Causa de renacimiento aquí

(27) Devas incomparables (akanittha deva) Estas son las cinco Residencias Puras (suddhavasa),que son accesibles solo a no-retornantes y arahants. Los seres que se vuelven no-retornantes en otros planos renacen aquí, donde logran la arahanteidad.Entre sus habitantes está el Brahma Sahampati, que implora al Buddha para que enseñe el Dhamma al mundo (SN 6.1). Cuarto jhana (Ver, p.ej., AN 4.123.)
(26) Devas de Clara-visión (sudassi deva)
(25) Devas bellos (sudassa deva)
(24) Devas Apacibles (atappa deva)
(23) Devas no Menguantes (aviha deva)
(22) Seres Inconcientes (asaññasatta) Solo hay cuerpo presente; no mente.
(21) Devas muy fructíferos (vehapphala deva) Los seres en estos planos disfrutan de variados grados de dicha jhánica.
(20) Devas de Gloria Refulgente (subhakinna deva) Tercer jhana (grado superior) (Ver, p.ej., AN 4.123.)
(19) Devas de Gloria Ilimitada (appamanasubha deva) Tercer jhana (grado medio)
(18) Devas de Gloria Limitada (parittasubha deva) Tercer jhana (grado menor)
(17) Devas de Resplandor Fluyente (abhassara deva) Segundo jhana (grado superior) (Ver, p.ej., AN 4.123.)
(16) Devas de Resplandor Ilimitado (appamanabha deva) Segundo jhana (grado medio)
(15) Devas de Resplandor Limitado (parittabha deva) Segundo jhana (grado menor)
(14) Grandiosos Brahmas (Maha brahma) Uno de los habitantes más famosos de esta esfera es el Gran Brahma, una deidad cuya delusión le lleva a considerarse el todo-poderoso, todo-vidente creador del universo (DN 11). Primer jhana (grado superior)
(13) Ministros de Brahma (brahma-purohita deva) Los seres en estos planos disfrutan de variados grados de dicha jhánica. Primer jhana (grado medio)
(12) Séquito de Brahma (brahma-parisajja deva) Primer jhana (grado menor) (Ver, p.ej., AN 4.123.) (

III. El Mundo Sensorial (kama-loka)

Destinos Felices (sugati)

Esferas

Comentarios

Causa de renacimiento aquí

(11) Devas que Ejercen Poder sobre las Creaciones de Otros (paranimmita-vasavatti deva) Estos devas disfrutan los placeres sensoriales creados por otros para ellos. Mara, la personificación de la delusión y el deseo, vive aquí. · Diez actuares benéficos (MN 41)· Generosidad· El desarrollo de la virtud y la sabiduría (AN 10.177)
(10) Devas que se Deleitan en las Creaciones (nimmanarati deva) Estos devas se deleitan en los objetos sensoriales de su propia creación.
(9) Devas Contentos (tusita deva) Una esfera de puro deleite y regocijo. Los Bodhisattas habitan aquí antes de su último nacimiento humano. Aquí es donde el bodhisatta Maitreya (Metteya), el siguiente Buddha, se dice que mora.
(8) Devas Yama (yama deva) Estos devas viven en el aire, libres de dificultades.
(7) Los Treinta y tres Dioses (tavatimsa deva) Sakka, un devoto del Buddha, preside sobre esta esfera. Muchos devas que viven aquí, habitan mansiones en el aire.
(6) Devas de los Cuatro Grandes Reyes (catumaharajika deva) Hogar de los gandhabbas, los músicos celestes, y de los yakkhas, espíritus de los árboles de variados grados de pureza ética. Los últimos son análogos a los duendes, gnomos, y hadas de los cuentos de hadas Occidentales.
(5) Seres Humanos (manussa loka)

Usted está aquí (por ahora).

El renacimiento como ser humano es extraordinariamente raro (SN 56.48). Es también extraordinariamente preciado, pues su equilibrio único de placer y dolor (SN 35.135) facilita el desarrollo de la virtud y la sabiduría al grado necesario para liberarse de todo el ciclo de renacimientos.

· El desarrollo de la virtud y la sabiduría (AN 10.177)· El logro de la entrada-en-la-corriente (sotapatti) garantiza que todo futuro renacer será en la esfera humana o una superior.

Estados de Privación (apaya)

Esferas

Comentarios

Causa de renacimiento aquí

(4) Asuras (asura) Los demonios — “titanes” — que habitan aquí están embarcados en conflicto sin cesar unos con otros. · Diez actuares no-benéficos (MN 41)
(3) Sombras   /Espectros Hambrientos (peta loka) Espectros y espíritus infelices vagan sin esperanzas por esta esfera, buscando en vano satisfacción sensorial.  · Diez actuares no-benéficos (MN 41)· Carencia de virtud, aferrarse a perspectivas incorrectas (AN 10.177)
(2) Animales (tiracchana yoni) Esta esfera incluye a todas las formas no-humanas de vida que nos son visibles bajo circunstancias ordinarias: animales, insectos, peces, aves, gusanos, etc. · Diez actuares no-benéficos (MN 41)· Carencia de virtud, aferrarse a perspectivas incorrectas. Si uno es generoso con monjes y monjas, sin embargo, puede renacer como animal “ornamentado” (es decir, un ave con radiante plumaje; un caballo con marcas atractivas, etc.; AN 10.177).· Comportarse como animal (MN 57)
(1) Mundos infernales (niraya) Estas son esferas de inimaginable sufrimiento y angustia (descritas en gráfico detalle en MN 129 y 130). No deben confundirse con la vida aquí es — como en toda esfera — temporal. · Diez actuares no-benéficos (MN 41)· Carencia de virtud, aferrarse a perspectivas incorrectas (AN 10.177)· Asesinar a los padres, asesinar a un arahant, herir a un Buddha, o crear una escisión en la Sangha (AN 5.129)

· Ser peleador y desagradable para con otros (Snp II.6)

Anuncios