5 Preceptos

Los Cinco Preceptos

pañca-sila

© 2005–2011

Estas reglas de entrenamiento básicas son observadas por todos los practicantes Buddhistas laicos. Los preceptos son a menudo recitados después de recitar la fórmula para tomar refugio en el Buddha, el Dhamma, y la Sangha.

Los Cinco Preceptos:

1. Panatipata veramani sikkhapadam samadiyami

Adopto el precepto de abstenerme de destruir criaturas vivas intencionalmente.

2. Adinnadana veramani sikkhapadam samadiyami

Adopto el precepto de abstenerme de tomar aquello que no ha sido dado.

3. Kamesu micchacara veramani sikkhapadam samadiyami

Adopto el precepto de abstenerme de mala conducta sexual.

4. Musavada veramani sikkhapadam samadiyami

Adopto el precepto de abstenerme de habla incorrecta.

5. Suramerayamajja pamadatthana veramani sikkhapadam samadiyami

Adopto el precepto de abstenerme de bebidas y drogas intoxicantes que conducen a la negligencia.

Cinco obsequios impecables

“Existen estos cinco obsequios, cinco grandes obsequios — originales, de larga data, tradicionales, ancestrales, inadulterados, inadulterados desde el comienzo — que no están abiertos a la sospecha, nunca estarán abiertos a la sospecha, y son irreprochados por los contemplativos y brahmanes entendidos. ¿Cuáles cinco?

“Está el caso en que un discípulo de los nobles, abandonando la toma de vidas, se abstiene de tomar vidas. Al hacer esto, le obsequia libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres. Al obsequiar libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres, él obtiene parte en esa ilimitada libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión. Este es el primer obsequio, primer gran obsequio — original, de larga data, tradicional, ancestral, inadulterado, inadulterado desde el comienzo — que no está abierto a la sospecha, nunca estará abierto a la sospecha, y es irreprochado por los contemplativos y brahmanes entendidos…

“Aún más, abandonando la toma de lo que no ha sido dado (hurtar), el discípulo de los nobles se abstiene de tomar lo que no ha sido dado. Al hacer esto, le obsequia libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres. Al obsequiar libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres, él obtiene parte en esa ilimitada libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión. Este es el segundo obsequio…

“Aún más, abandonando el sexo ilícito, el discípulo de los nobles se abstiene del sexo ilícito. Al hacer esto, le obsequia libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres. Al obsequiar libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres, él obtiene parte en esa ilimitada libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión. Este es el tercer obsequio…

“Aún más, abandonando el mentir, el discípulo de los nobles se abstiene de mentir. Al hacer esto, le obsequia libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres. Al obsequiar libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres, él obtiene parte en esa ilimitada libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión. Este es el cuarto obsequio…

“Aún más, abandonando el uso de intoxicantes, el discípulo de los nobles se abstiene de tomar intoxicantes. Al hacer esto, le obsequia libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres. Al obsequiar libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión a ilimitado número de seres, él obtiene parte en esa ilimitada libertad contra el peligro, libertad contra la animosidad, libertad contra la opresión. Este es el quinto obsequio, quinto gran obsequio — original, de larga data, tradicional, ancestral, inadulterado, inadulterado desde el comienzo — que no está abierto a la sospecha, nunca estará abierto a la sospecha, y es irreprochado por los contemplativos y brahmanes entendidos. Y esta es la octava recompensa del mérito, recompensa de la habilidad, nutrición de la felicidad, celestial, resultante en felicidad, conducente a mundos celestes, conducente a lo que es deseable, placentera, y atractiva; por el bienestar y la felicidad.”

— AN 8.39

 

 

 

Anuncios